Reseña El crimen del ganador - Marie Rutkoski

Pues aquí tenemos la reseña sin spoilers de la continuación del La maldición del ganador. Quién haya dicho que segundas partes nunca fueron buenas, es que no se han leído este libro. Últimamente estoy muy feliz con todos los libros que estoy leyendo. Una sensación rara, pero maravillosa. Si os digo la verdad nunca he sido mucho de escribir en los libros ni de tocarlos, pero desde hace un tiempo, esos libros que realmente me gustan, los tengo subrayados y llenos de post-its de colores y pequeñas cosillas que hacen que cada vez que vea el libro me recuerden lo mucho que me ha gustado. Me parece curioso cómo cambiamos en algunas cosas con el paso del tiempo. No viene mucho a cuento, pero aquí os lo dejo igualmente.


SEGUIR A TU CORAZÓN PUEDE SER UN CRIMEN

La boda de un miembro de la realeza es el sueño de muchas chicas. Implica una celebración tras otra: bailes, fuegos artificiales y diversión hasta el amanecer. Pero para Kestrel significa vivir en una jaula en la que ella misma se ha metido.

A medida que se aproxima la fecha de la boda, anhela contarle a Arin la verdad sobre su compromiso: que accedió a casarse con el príncipe heredero para que él pudiera ser libre. Pero ¿puede confiar en él? ¿Acaso puede confiar en sí misma?

Kestrel está convirtiéndose en una maestra del engaño. Ha empezado a hacer de espía en la corte. Si la descubren, su país la considerará una traidora. Sin embargo, debe encontrar el modo de cambiar su despiadado mundo… y, en el proceso, está a punto de descubrir un espeluznante secreto.

Gracias a la editorial Plataforma Neo por el ejemplar



Bien. Amo este libro. Amé el primero, y el segundo todavía más. No va a haber spoilers en esta reseña, así que vamos a tocar temas generales. Lo primero y más importante: Kestrel. Ya en el primer libro destacó por ser un personaje atípico. Estaba lejos de ser perfecta, pero tenía la cabeza sobre sus hombros y tiene una mente que cualquiera la quisiera para sí. Siendo, como ella misma reconoce, una pésima luchadora en un mundo donde las mujeres también pueden formar parte del ejército (y siendo su padre una parte vital del mismo), ella desarrolla otra serie de capacidades. Y es una increíble estratega. Yo no se cómo lo hace, o cómo lo ha aprendido, pero la muchacha puede hacer y deshacer a su antojo sólo con su retorcida mente. Y Dios sabe que la amo por ello.

Ya en el primer libro pudimos conocerla desde su zona de comfort. En su hogar, con todo lo que le es conocido y amado y sus primeros momentos con Arin. Poco a poco, y junto con él, vamos conociendo a la protagonista de esta serie. Pudimos observar una nueva parte de su personalidad cuando toda la situación da un revés y tiene que adaptarse a las circunstancias. Aquí, vuelve a estar en punto más o menos cercano al principio, pero con todo el pasado a sus espaldas. Algo que me gusta muchísimo de esta serie es la profundidad con la que están descritos los personajes. En los primeros libros siempre llegamos a conocerlos a modo de introducción, pero ahora ya sabemos una parte de su pasado, y ella actúa en consecuencia.

Arin, por otro lado, también está en una situación completamente diferente a la que estaba en el primer libro. Sin embargo, se encuentra a sí mismo preocupándose profundamente por cada cosa que hace Kestrel. Es irónico porque él sabe que no debe pensar en ella ni preocuparse por ella. Pero no porque sea un amor prohibido, no porque estén en bandos diferentes. El problema aquí es la confianza. Ella está muy lejos de confiar en él y él sabe que ella es la última persona en la que puede o deba confiar. Kestrel no es ninguna idiota, y sabe jugar bien cada carta. Y Arin no se queda muy atrás. Tal y como dice el libro: “Tú eres el dios de las mentiras”. Queda claro.

Y también quería mencionar la trama política. La primera parte se centraba más en los personajes y cómo ellos se conocían. No era romántico propiamente dicho, sino algo más como la toma de contacto entre ambos. Aunque a segunda parte del libro está repleta de acción. Incredible. Bueno, que me voy del tema. El segundo libro se centra más en la política. Hay dos grandes países que luchan entre ellos y todo el entramado que hay detrás es asombroso. Me muero con todo eso. Es absurdamente genial y se nota la planificación de la autora detrás. Cuando un trabajo está bien hecho, se sabe. Además de que cada una de sus frases son dignas de mención. Como dije al principio, tengo el libro plagado de citas subrayadas y de colores por cada esquina. Si el primer libro mereció la pena, este no se queda atrás.

Y ese final. Oh, Marie, eres un ser cruel. Un final de los que te dejan el corazón en un puño y ese puño está apretando poco a poco para destrozarte la existencia. Sí, ese tipo de final. Que alguien tenga piedad de nosotros.


¿Y vosotros ya lo habéis leído? ¿Estáis enamorados de esta mujer tanto como yo o un poco menos? ¿La odiáis profundamente y le quemaríais el chiringuito? ¡Os leo!

Algunas novedades variadas...

Espero que estéis teniendo un buen día, perdidos. Por mi parte, estos últimos días he estado de vacaciones así que he podido aprovecharlo para leer y leer, y seguir leyendo. Hacía tiempo que no me dedicaba enteramente a algo que me gustaba y me he dado cuenta de que me gusta la sensación. Siempre me pasa que cuando estoy ocupada con otras cosas, nunca puedo leer aunque quiera (y lo quiero mucho). Pero en cambio, cuando sí puedo leer, me cuesta un tiempo adaptarme al hecho de que no tengo que hacer nada. Un sentimiento que puede o no ser maravilloso. De todas formas, aquí vuelvo para comentar algunas de las noticias que he recolectado durante estos últimos días. Son sobre libros que particularmente me encantan, así que no podría estar más contenta de enseñároslo.

La primera es una noticia especial. Hace ya una absurda cantidad de años, Anissa B. Damon sacó a la venta su primera novela: Éxodo, a través de la editorial Ámbar. No se si todos lo sabemos, pero esa editorial pasó por una serie de problemas económicos, entre otras muchas cosas. Al final, se hizo muy difícil sacar la siguiente parte, pero salió a la venta: Revelación. Salió a la venta mucho tiempo después del primero, así que tanto la autora como los lectores estábamos cansados de esperar. Desde ese punto, aún se hizo más difícil la publicación del tercero. La editorial ya no podía publicar más los libros, así que Anissa tuvo que trabajar mucho durante mucho tiempo para que otra editorial lo hiciera. Y gracias a eso, por fin (POR FIN) en un mes, tendremos la última parte de esta trilogía. Lo siguiente es un adelanto de Jueces. No leer si no has leído los anteriores:





Algunos estaréis ya cansados de esperar, o ni siquiera sabréis de lo que os hablo. pero para mi esta trilogía ha sido siempre muy especial. Sobra decir que me encantó desde el principio, aunque ya fuera hace mucho tiempo. En sus tiempos pude hacerle una entrevista a la autora en mi antiguo blog, la primera de mí vida, y la ilusión que me hizo (¡omg!). Por eso hoy os traigo esta noticia. Jueces  se publicará el 23 de abril, y además reeditará las novelas anteriores, que también llevará a Latinoamérica. Nova Casa Editorial es el encargado de que todo esto sea posible. Así que por mi parte un gran y enorme gracias.






Por otro lado, y si cambiamos de continente, tenemos a Sarah J. Maas. No creo que pueda decirlo más alto, pero amo (AMO!) a esa mujer y a sus libros con toda mi alma. Así que mi alegría infinita queda con el anuncio del título de su siguiente libro, el quinto de la saca Throne of glass. El nombre será Empire of storms y saldrá en septiembre de este año. Y el siguiente libro de ACOTAR lo podremos tener ya en apenas un mes. Espero que a alguien se le ocurra la brillante idea de traerlo a España porque son libros increíbles, y no se que hacen con su vida que no los publican ya (véis mi indignación!).

Espero que las autoras me permitan este robo de imágenes de sus respectivos Instagram para hacer promoción de sus novelas. Quería enseñaros este tocho sólo para que me vuelva dar un infarto al ver todas las páginas que vamos a poder leer. Es posible que esta autora me mate algún día, de momento yo seguiré por aquí fangirleando muy fuerte con todas sus historias.



Y ahora vosotros, ¿tenéis tantas ganas como yo de leer alguno de estos libros? ¿Habéis esperado largamente por Jueces? ¿Habéis leído la nueva saga de Sarah J. Maas? ¡Os leo!

Sobre personajes que sí evolucionan...

No hay spoilers de ningún libro mencionado.

Sí, quizás no es el título más elocuente de todos. Pero deja claro el punto. Ya hace unos meses que quiero tratar este tema, pero últimamente es algo que me está molestando más y más. Es un hecho que estamos rodeados de sagas por todas partes. Todo tiene sus partes buenas. Grandes historias surgen cuando se da margen para escribirlas, aunque muchas veces tengamos que esperar y esperar a que los libros salgan a la venta. Esperar tanto que ni siquiera recordamos de que iba el libro anterior. Sin embargo, últimamente se me están quitando las ganas. ¿De leer? ¿De esperar? No sabría decirlo con seguridad. Sigo leyendo, y lo hago mucho, pero no encuentro el libro. El libro (quizás debería añadir más mayúsculas).


Pensaréis que qué os estoy contando con toda la palabrería. Lo cierto es que a veces entre los muchos libros que leemos, encontramos uno que nos recuerda por qué nos apasiona tanto ésto. Eso no quiere decir que todos los libros que leemos sean malos, sino que no todos te hacen sentir el sentimiento de querer llevarte el libro contigo a cada lugar, vivir con ese libro, porque hasta que no lo termines no vas a poder seguir con la vida real. Ese libro que te mantiene ahí estancada con tus emociones a flor de piel. Realmente no creo que nadie puede decir que muchos libros nos hagan sentir así. Por mi parte, no es así. Y también es cierto que se que libros que me hicieron sentir así en el pasado quizás no lo harían ahora. Todos crecemos, al fin y al cabo. Pero lo bueno de esos libros es que en ese momento fueron un cambio para tí. Había innovación, o al menos algo diferente (ya sea la escritura, los personajes, la historia en sí…) que hizo que lo amaras por completo.

¡Alguna foto había que poner!
Hace unos días estuve releyendo la saga de Sally Green. He pensado mucho sobre Nathan, sobre cómo es realmente. Es el protagonista central de una saga. Y él ha provocado otra vez esa emoción en mí. Probablemente no sea la saga que más me guste del mundo, pero él sí entra dentro de esa lista. Tiene una situación difícil, muy difícil a su alrededor, pero él sólo se hace más fuerte. Todo a su alrededor es dañino, y aún así él ha sido capaz de sobrevivir y de llegar a ser él mismo. No es perfecto, está muy lejos de serlo. No tiene las manos limpias, y aunque es consciente de ello, no está arrepentido. Ha hecho lo que tiene que hacer en cada situación. Y se pasa todo el día soltando palabrotas. Dios sabe que me encanta eso sobre Nathan. He pensado mucho en él porque podemos ver su evolución a lo largo de los libros y, aunque no he leído todavía el final de esta historia, veo que ha crecido, y que no, no es un modelo a seguir, no es un santo y sobretodo, no es el personaje bueno de esta historia. Y me encanta. Los libros no son guías de comportamiento. No siempre estamos en el lado bueno de la historia. Principalmente porque nunca hay un lado bueno. Igual que no hay un lado malo. Pero es una persona fuerte, sobrevive día a día y lucha por lo que él cree, sin importar si eso sigue códigos morales. Está bien salirse un poco del patrón habitual. Al fin y al cabo, como he dicho, esto no son guías de comportamiento, y está bien aprender que hay malos en todas partes, pero nadie es sólo "malo", sino que hay un mundo detrás. Y que en las guerras, como ya sabemos, pocas veces hay ganadores.

Esto me hizo acordarme de Celaena Sardothien. Quizás a veces nos olvidamos de la historia que creó Sarah J. Maas. Su saga tiene muchos libros, y cada libro muchas páginas. Admito que me enamoré de esta chica desde el principio. Una historia sobre la asesina más famosa del lugar. ¿A qué nos puede llevar esto? Y la ves, en un principio, y sólo ves a una chica que farda. Y farda mucho, y ladra más de lo que muerde. Pero puede morder más de lo que ladra. Al principio no me pareció un personaje muy profundo, pero sí intrigante. Y sólo entonces Maas se toma en serio a sus personajes y vemos crecer a Celaena, llegamos a ver toda su vida, desde el principio. Hay cosas increíbles en ella, y hay cosas terriblemente dolorosas. Y hay interacción de miles de personajes que sólo la hacen crecer y evolucionar hasta el final del cuarto libro. Y ella cambia, no siempre para mejor. Pero no se avergüenza de ser quien es, ni aunque sea una asesina, porque como he dicho, esto va sobre sobrevivir, no sobre un código moral para jóvenes adultos.

Quizás leyendo esto podamos entender que me gustan los protagonistas que son asesinos. Pero no, la cuestión de todo esto es que es hora de ver más personajes que no sean los buenos chicos, que no siempre ser perfecto es lo mejor. E incluso aunque por ejemplo, Celaena no sea una buena chica, tampoco la ves como la mala, porque no es todo blanco o negro. Y el hecho de que te identifiques con alguien así, es porque la autora busca el lado humano que puede conectar con el resto. No sólo soy malo, y asesino porque soy malo. Las cosas difícilmente suelen ser tan fáciles. No siempre queremos leer sobre héroes o ganadores. Y no siempre estos están libres de pecado. Estos dos personajes me encantan, y sí, ambos hacen cosas terribles (aunque hay que mirar el contexto de sus historias, también) y el lado profundamente humano que ambos tienen, hace que aunque hagan esas cosas, tú les lleges a comprender profundamente. Porque evolucionan, y llegan a ser seres humanos reales, que incluso podrías saber cómo van a reaccionar de verdad. Tienen un carácter tremendamente complejo y te asombras de leer cada mísera página porque todo es absurdamente hipnotizante.


Y creo que es algo que echo mucho de menos en la literatura. ¿Dónde están estos personajes? ¿Por qué últimamente no hago más que leer historias sobre personas que no me importan, personajes cuya historia olvidaré cuando cierre el libro? Nadie dice que no sea culpa mía por no saber escoger los libros, pero últimamente echo de menos la emoción de leer sobre algo que te haga sentir dependiente del libro. Esto es para no olvidar (sobretodo yo) la importancia de un buen personaje en un libro. Un buen personaje puede serlo todo. Puede hacer tu libro una miseria o una historia increíble. Al fin y al cabo, son ellos quienes nos acompañan en cada paso de su viaje.

Reseña El año en que te conocí – Cecelia Ahern

El primer libro que he leído de esta mujer no fue hace demasiado tiempo, y cómo no, fue Posdata: te quiero. No había visto la película, pero sí que había escuchado hablar del libro mil veces. Y estaba por casa, así que ¿por qué no? Lo cierto es que me lo leí en apenas un viaje en tren (Galicia-Madrid, así que tuve mis largas horas para leerlo) y me encantó. Este es el segundo libro que leo de esta autora, y aunque no me disgustó, tampoco puedo decir que me apasionara…

Sinopsis: Jasmine tiene dos pasiones: su hermana y su trabajo. Cuando la despiden, se da cuenta de que ha perdido el rumbo de su vida. Durante las noches de insomnio, se entretiene observando a través de su ventana las escenas que monta su vecino, Matt. Este, un locutor de radio, también se ha visto forzado a dejar de trabajar después de que una de sus entrevistas terminara en escándalo...

Jasmine tiene muchas razones para detestar a Matt, y el sentimiento parece ser mutuo. Una Nochevieja, sus caminos coinciden. Y a medida que avanza el nuevo año, una amistad inesperada empieza a florecer...

Gracias a Ediciones B por el ejemplar.
 
Antes de meterme de lleno con la historia, tengo que decir que estoy absoluta y perdidamente enamorada de esa portada. Seguro que hay a quien no le gusta, pero esos colores, las casas, el título en medio… En fin, que amor puro.

Yendo a lo importante, aquí tenemos a dos protagonistas claramente principales. Jasmine, una mujer activa y dedicada a su trabajo, se encuentra de pronto en la calle, sin su querido trabajo y sin poder hacer nada a nivel laboral durante todo un año. Viendo como pasan los días,  sin saber qué hacer con su tiempo y sintiendo que todo su mundo se está derrumbando poco a poco, se encuentra a sí misma espiando a su vecino, Matt. Ella le conoce, no es la primera vez que se da cuenta de su existencia. Matt es un personaje público, locutor de radio, que debido a ciertas declaraciones y problemas en su trabajo, también es despedido.

Toda esta base que nos presenta Cecelia Ahern sobre los personajes, se enlaza con las círculo cercano de ambos. Jasmine, por su parte, adora a su hermana Heather, una muchacha con Síndrome de Down y que para mí son el acierto de este libro. Es una relación adorable, dulce, y de superación diaria que me ha tocado el corazón. Yo misma, cuando era más pequeña, estuve mi buen tiempo en varios hospitales, y aunque no tiene relación alguna con esa enfermedad, te das cuenta de lo importante que es cada segundo, cada sensación y cada sentimiento cuando tu vida no es exactamente igual a la de los demás, o no eres lo que se considera normal en esta sociedad en la que vivimos. Creo que es importante presentar siempre estos ejemplos de personas que sí tienen enfermedades (que bueno, probablemente seamos la mayoría siendo realistas) y que no están de capa caída en la cama de un hospital, sino siendo optimistas sobre la vida, luchando con una sonrisa y viviendo cada día. Me estoy saliendo un poco del tema, pero tenía ganas de hablar de esto. Creo que la autora hace un gran trabajo con esta relación entre hermanas.

Por otra parte, Matt tiene lo suyo con su familia. Su matrimonio se deshace, la relación con sus hijos no es ni mucho menos buena, y termina por quedarse solo. Él mismo, que se siente atascado en una vida que no le gusta y en una situación de la que no consigue salir, llega borracho a casa noche tras noche, siendo cada día un espectáculo más grande que el anterior.

He de decir que la relación entre ambos no me llegó tanto como quisiera. La autora escribe muy bien, de eso no hay duda. Y eso se ve en que incluso aunque no me llegó a lo más hondo, no lo dejas de leer en ningún  momento. Su prosa es fluida, y su lenguaje delicado y sentimental, y hay momentos en los que terminas sonriendo o soltando la lagrimilla. Pero creo que quizás mis expectativas eran demasiado grandes, después de su gran libro, y que sentía por momentos que la historia no iba a ningún sitio, como si estuviera atascada en un mar de descripciones de sentimientos y no pudiese ver la luz.  

De todas formas, es innegable que la historia es dulce y bonita a rabiar. La autora sabe cómo hacer su trabajo, y sabe como no ahogarnos en cursiladas. Parece curioso en una autora de romántica adulta, pero lo cierto es que es así. Esta historia, aunque tiene a Jasmine y a Matt como protagonista, no cae en lo pasteloso ni en demasiado azúcar, sino que se centra en el apoyo mutuo, la amistad, y la fuerza para seguir adelante a pesar de no atravesar el mejor momento de tu vida. Muchas veces sentimos que perdemos el rumbo, y es necesario parar un segundo y cerrar los ojos. Pensar en cómo queremos enfocar nuestro próximo paso, y hacerlo con la seguridad de que va a ser a mejor. La valentía siempre está en los pequeños detalles.

Y eso es todo por hoy, espero que sigáis por aquí a pesar de nuestra vagancia conjunta y de que llevemos un tiempo sin actualizar. No hemos muerto y el blog tampoco ha muerto, que es lo importante. Os seguimos leyendo y queremos saber vuestra opinión.


¿Os ha llamado la atención? ¿Habéis leído algo más de esta autora aparte de este libro? ¡Os leemos! 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...