Sabías que…


…existen más de diez adaptaciones cinematográficas distintas de la obra Jane Eyre?

 

Hasta hoy he traído a esta nueva sección semanal (o eso se intenta) pequeñas curiosidades sobre escritores de ayer y de hoy, pero eso: escritores. Ya le tocaba el turno a alguna escritora, ¿no es así? Hoy os quiero presentar a Charlotte Brönte, una novelista inglesa que dio mucho que hablar (y sigue dando).

Charlotte llevaba el papel de hermana en la casa de los Brönte, eran ella y cinco hermanos más (cuatro chicas y un chico), cuando tuvo que empezar a adquirir los roles de la mujer de la casa al morir sus dos hermanas mayores y ser huérfana de madre. María y Elizabeth contrajeron la tuberculosis en la escuela a la que acudían también Charlotte y Emily, una institución que –según dicen- es retrato de Lowood, el colegio en el que Jane Eyre pasa su niñez y en el que las niñas eran tratadas brutalmente.
Una vez las dos mayores Brönte enfermaron, las pequeñas fueron sacadas de la institución.
Su padre no es que ayudara mucho, con su ambiente lúgubre y lleno de melancolía, así que los hermanos se unieron todavía más formando su pequeña familia.

Se dice del padre que no fue un gran ejemplo a seguir, y que su excentricidad y tiranía reinaban en la casa, aunque esto nunca lo llegaremos a saber ciertamente ya que quedan simplemente en habladurías, pues por otro lado dicen que fue un empujón para la carrera de las hermanas Brönte como escritoras: el señor Brönte era también escritor, y trataba a sus hijos por igual, hablándoles como a mayores y sin miramientos sobre temas relevantes en ese momento y recomendándoles libros y artículos de periódicos.

Las chicas llegaron a estudiar para institutrices y a dedicarse un tiempo a ello, aunque siempre volvían al cobijo de su hogar junto a su padre. De adultas las hermanas decidieron viajar a Bélgica para así seguir formándose; allí Charlotte conoció a un profesor del que se enamoró, pero del que también acabó desengañada: Heger estaba casado y con hijos, y aun así Charlotte le mandaba cartas de amor declarándole todo lo que sentía. El hombre a parte de no responder, tiraba sus cartas a la basura… cartas que serían recogidas y guardadas por la esposa de este; la mujer, conocedora de la fama de Charlotte en poco tiempo, las acabó sacando a la luz (más tarde Constantin Heger resultaría plasmado en uno de los personajes más importantes de Brönte).

Meses más tarde regresan a casa de nuevo, debido a la enfermedad de su tía, y Charlotte con mal de amores. Las hermanas decidirían volver a dedicarse a escribir, dando como fruto de esa nueva unión tres de las novelas más conocidas de las autoras y alguna que otra antología de poesía.

¿Sabías que Emily de pequeña fue mordida por un perro que tenía la rabia, y que cuando llegó a casa se cauterizó la herida con una plancha ardiendo y no se lo contó a nadie hasta mucho tiempo después?

El único varón de la familia no tuvo la “suerte” que sus hermanas, no porque no fuera “consentido” a partes iguales por su padre, ya que este le dio todo lo que pudo y más (Patrick Brönte dedicó su tiempo a que su hijo varón entrara en una de las universidades más importantes de Inglaterra); pero sus situaciones laboral y sentimental truncadas hicieron que cayera adicto al alcohol y a los opiáceos. Acabó enfermo de tuberculosis y murió solo al no haber compartido con sus hermanas y su padre su pesar y el estado en el que se encontraba.
Barnwell murió en 1848 debido a lo ya contado, así como también ese mismo año Emily, la cual fue seguida por Anne; las dos hermanas enfermaron también de tuberculosis.

Al llegar 1850 Charlotte Brönte solo tenía a su padre como familia.

¿Sabías que Charlotte Brönte destruyó un manuscrito que estaba escribiendo Emily poco tiempo antes de morir? Charlotte pensó que podía perjudicar su reputación, ya que su hermana era mucho más desquitada al escribir, y se deshizo de él. Nunca sabremos qué sería lo próximo de la autora de la criticada y alabada Cumbres Borrascosas.

A raíz del interés por la lectura que les inculcó su padre y del don de la escritura que desarrollaron al comprarles este unos soldaditos de madera (se ve que imaginaban historias con esos pequeños juguetes y luego las plasmaban en papel, llegando a crear incluso un reino imaginario y un mundo épico), las hermanas Brönte empezaron a mandar manuscritos a editoriales.
Pero… ¡ajá! Charlotte, Emily, Anne… Nombres de mujeres que no les fueron de gran ayuda a las hermanas, pues las negativas de las editoriales del siglo XIX fueron rotundas al llegar el manuscrito a nombre de las féminas: si eras mujer y no ejercías de institutriz o ama de llaves, ya podías dejar de vivir.

Pero uno no se rinde tan fácilmente, ¿cierto? Y menos las mujeres luchadoras de esa época. Se decidieron a firmar con pseudónimo, nombres que empezaran por la misma letra que los suyos reales (por ejemplo Currer fue Charlotte; bajo el pseudónimo de Currer Bell publicó Jane Eyre).
Jane Eyre trajo loca a la crítica, pues no les cuadraba la carga sentimental que contenía la novela con el supuesto sexo del autor. Se llegó a decir que lo habían escrito un hermano y una hermana, ya que los pasajes que hablaban del amor tenían un toque demasiado femenino.

Pero Jane Eyre no se distingue solo por eso, sino por la visión moderna de la mujer: se retrata a la mujer como un ser libre, independiente, capaz de decidir por sí misma y en contra del poder dominante de los hombres en general. Además, Charlotte apuntó que “la heroína no es guapa” y dejaba percibir al lector los defectos y complejos de sus protagonistas femeninas a través de las novelas en primera persona. Se dice que ella misma no se creía agraciada; que era delgada, bajita y que tenía mucha frente; cultivaba entonces su interior intentando evitar las alhajas y florituras en los trajes porque no quería darle importancia a su aspecto físico y no tener que pensar en él.

Charlotte Brönte rechazó propuestas de matrimonio porque sabía que esos hombres la veían como a una esposa, no como a una igual.
Dicen las malas lenguas que era un tanto altiva y envidiosa, pues uno de sus amigos la instó a que leyera a Austen y una vez terminado Orgullo y prejuicio la catalogó como a algo común (¿le disgustó realmente o simplemente le dio envidia que Austen escribiera tan bien como ella misma?); también criticó el estilo de su compañera de vocación al verse comparada con ella, ya que su amigo le aconsejó que no se dejara llevar tanto por los sentimientos y escribiera más como Austen.

¿Sabías que el retrato de las tres hermanas lo pintó Branwell, y que él mismo se borró del cuadro?

La escritora murió embarazada a los casi 40 años, tras casarse por primera vez entonces con un conocido de su padre que le hizo volver a confiar en el amor (el cuarto hombre que le propuso matrimonio) y dejando una novela por terminar: Emma.
Charlotte Brönte murió a causa de la misma enfermedad que había decidido llevarse a toda su familia.

Cabe destacar que su vida no fue para nada un mundo de inspiración para sus novelas; así como sus escritos trataban el amor, la fortaleza, la vida, los sentimientos y la unión de todo en la mujer, las hermanas Brönte escribieron bajo el anonimato, viviendo en aislamiento, privación y rodeadas de enfermedad (además de nada de romanticismo: como ya os he contado se casó a los casi cuarenta años y vivió más de un desengaño amoroso).

Los hermanos Brönte se refugiaban en la fantasía que creaban para vivir fuera de su mundo, lejos de todo lo que les rodeaba y de la tristeza que inundaba sus existencias… Una forma de evasión que trae al mundo escritos que compartir con el resto de la humanidad, ¿al fin y al cabo no es lo que quieren los escritores al crear y los lectores al leer?

¿Y vosotr@s? ¿Habéis leído a las hermanas Brönte?
¿A todas ellas? ¿Solo a una? ¿Conocíais algo de la vida de Charlotte?


Ha sido curioso recopilar retales de la vida de esta mujer, la verdad es que han quedado en el tintero muchísimas cosas que contar sobre ella (no exagero), pero ya me estaba enrollando demasiado. ¿Qué os parece si indagáis un poco más por vuestra cuenta y conocéis mejor a la mujer que hay detrás de esas obras literarias que perduran en el tiempo? ¿Os llama ahora un poquito más la atención?

Gone Girl, la adaptación


Mañana se estrena la adaptación cinematográfica de una de las novelas que más me gustó hará un par de años: Perdida, de Gillian Flynn.

Fue un thriller con un giro inesperadísimo a mitad de novela que me prendó y que hizo que la novela de Gillian se llevara una de las mejores notas del año. ¿Qué pasará con la película?

 

 

Lo que tengo claro, por lo que se ha dicho, es lo siguiente:

  • La película tendrá bastantes cosas diferentes al libro. Cosa que me cabrea un poco, porque se ha demostrado que es posible no cambiar casi nada de una adaptación y aun así que enganche lo mismo que el libro. Dicen que lo hacen para los que han leído la novela, que le darán un final diferente para que los que han leído el libro no pierdan el rato y esperen igual que los demás espectadores a ver cómo se resuelve el suspense. Tampoco veremos narración en primera persona por ambos personajes.
    Yo qué queréis que os diga, precisamente el libro es bueno por los spoilers que se cuentan a lo largo de la novela y por el final, veremos a ver si hay que mandar a alguien a la hoguera cuando salgamos del cine.
  • Reese Witherspoon no es la protagonista, sino una de las productoras. Al menos algo en lo que estoy de acuerdo: creo que Rosamund Pike tiene la mismita imagen que la Amy del libro, en todos los sentidos (si habéis leído la novela me entenderéis). Natalie Portman y Charlize Theron estaban entre el abanico de posibles actrices para el papel, al final los encargados del casting hicieron una buena elección.
  • Ben Affleck puede decepcionarme. Por mucho que estudie a hombres que fueron acusados de asesinato conyugal, fijo que no llega a meterse en la piel de Nick. Está muy de moda eso de que los actores investiguen y estudien a personas que han sufrido lo mismo que sus personajes, ¿pero llega eso a buen puerto? La mitad de las veces es de cara a la galería, porque después son unas patatas. Ojalá me equivoque. Yo no las tengo todas, Nick es un personaje que esconde mucho, pero que a la vez no esconde nada; creo que es un personaje con muchísimos matices y que el cara pan de Affleck se dejará la mitad por el camino. No me gusta la interpretación de este actor, siempre le veo igual (ya puede hacer de superhéroe en Daredevil o de romanticón en Las fuerzas de la naturaleza, que para mi gusto siempre estaré viendo al actor, no al personaje), y el personaje de Nick necesita un suspense y una oscuridad especial que, en mi opinión, no se lo va a dar. Espero descubrirlo pronto.

 

¿Y vosotr@s? ¿Habéis leído el libro? ¿Qué opináis acerca de la futura adaptación? ¿Os resulta Affleck un buen Nick? ¿Creéis que los cambios que puedan hacer mejorarán la novela?

Reseña Te vas sin decir adiós - Sarah Dessen


Tenía ganas de reencontrarme con Dessen porque su primera novela me atrapó en sus redes, y aunque no recuerdo mucho la historia sí que me acompaña la sensación de una buena lectura. Así que buscando un libro con el que desconectar y suspirar, me adentré en las páginas de “Te vas sin decir adiós”.

Desde el amargo divorcio de sus padres, Mclean y su padre se han mudado varias veces; han vivido en cuatro ciudades durante los últimos dos años. Alejada de su madre y de su nueva familia, Mclean ha seguido a su padre dejando el infeliz pasado atrás. Y cada nuevo lugar le da la oportunidad de adoptar una nueva personalidad: pasa de ser animadora a una diva del teatro, hasta que, ahora, por primera vez, descubre el deseo de permanecer en un lugar y simplemente ser ella misma. Tal vez Dave, su vecino, le puede ayudar.

Leer primer capítulo.

Decidí leer este porque de todos los libros de Sarah Dessen, el argumento de Te vas sin decir adiós era el que me inspiraba más confianza. Quizá porque me recordó un poco a la trama de una película Disney (Quiero ser superfamosa, creo), o puede que porque le veía muchas posibilidades a la multipersonalidad (Yo, yo misma y Dave) y me adentré con bastantes expectativas; pero la verdad es que no acabé encontrando lo que buscaba.

Esperaba más. Mucho más. Por todo lo que prometía. Tenía un inicio muy esperanzador con una trama sencilla pero diferente. Todo el tema de las personalidades de Mclean, el trabajo de su padre con los restaurantes y el nuevo inicio junto a un vecino muy peculiar susurraban casi a gritos que esta iba a ser una historia de las que se recuerdan. Pero no ha sido así. Con un inicio muy prometedor toda la trama se va quedando en una simple promesa que no llega a cumplirse. Pasan las páginas y se queda en una historia más, olvidando y prescindiendo de todos los elementos que podrían haberla hecho distinta.

La protagonista era una de sus promesas y el gran conflicto interior que tenía ante sí, pero ni siquiera me había dado cuenta y ya estaba curada (así, por arte de magia) iba a ser ella misma y conflicto resuelto, dejando así una única duda llegados al final: que era dónde iba a vivir. Mirad, por ahí se va la tensión narrativa. Así que sin conflicto ni punto de giro a la vista, la historia de amor tenía que ser una pasada. Pues tampoco. Dave prometía ser una especie de Cricket (Lola y el chico de al lado), pero en modo superdotado. En la presentación del personaje os aseguro que me hicieron chiribitas, y hasta aplaudieron, mis flexibles ojos. Pero resultó ser otra vela que no se llegó a soplar. Si en la presentación prometía, en la ejecución me resultó un personaje bastante plano que básicamente no me decía nada.

Sub-tramas con una resolución que se veía venir antes siquiera de ser presentadas y un ritmo pausado sin casi tensión (¿es necesario decir siempre lo que lleva puesto todo el mundo?), me hicieron pasar las páginas en mi modo “de estar a la espera de estar a la espera”.

Lo que sí que me gustó fue el principio. Las primeras cien páginas me atraparon y me zambulleron de lleno en el mundo de Mclean sin apenas esfuerzo. El amor, aunque es uno de los temas que trata la autora, no es el tema estrella y es en el tratamiento de las relaciones familiares donde se aplica más y con calma va dando forma a todo un mundo que parece realmente vivo. Los secundarios captaron más mi atención que los protagonistas, poseyendo cada uno su propio toque. La pluma de Dessen y su desenvoltura son otros de esos aspectos a destacar que además nos regala algún que otro momento donde una sonrisa está asegurada.

En resumen, con unas primeras cien páginas cargadas de promesas Te vas sin decir adiós no acaba de arrancar ni de cumplir todo lo que prometía. Un libro para pasar un par de tardes más o menos entretenidas y después, al menos en mi caso, “olvidar”.

¿Lo habéis leído? ¿Pensáis hacerlo? ¡Os leemos!

Sorteo Exprés “Volver a empezar”


Tras un verano intenso en muchos sentidos y poco lector (confesad, no habéis leído ni los carteles de tráfico) volvemos a la actividad rutinaria.

Unos más contentos que otros, así que vamos a animar un poquito el ambiente con un sorteo: ¿Quieres llevarte un ejemplar de A dos centímetros de ti? Una novela con protagonistas que vuelven al cole (así como la mayoría de muchos de de los que pasan por aquí) y en la que se trata el tema de la amistad y el amor como algo que no tiene que relacionarse a la fuerza.

¿Qué hay que hacer?

  • Ser seguidor del blog.
  • Residir en territorio nacional o tener a alguien que pueda recibir el premio en vuestro nombre.
  • Comentar este post antes de que termine el día 28 de septiembre respondiendo a la pregunta que os hago a continuación: ¿Crees que los chicos y las chicas pueden ser mejores amigos sin que llegue un punto en el que haya algo más entre los dos que amistad? En mi opinión, entre una chica y un chico que sean mejores amigos y lo compartan todo (o casi, casi todo) llegará un momento en el que alguno de los dos acabe pillándose por el otro; ya sean fuerzas mayores, el desarrollo natural del ser humano, el cariño que hace el roce… ¿Qué opináis vosotros?

El ganador del sorteo se llevará un ejemplar de la novela de Elizabeth Eulberg para descubrir qué pasa entre un chico y una chica que acaban siendo mejores amigos.

¡Animaos a participar! ¡Suerte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...